top of page

¿CÓMO ME DI CUENTA QUE TENÍA TOC?


Como ya habrás leído en mi presentación de la página, además de ser especialista en tratamiento de TOC, también soy una persona con TOC, y me gustaría contarte cómo fue que me di cuenta de mi diagnóstico, porque a mi me hubiera gustado leer algo similar cuando estaba tan perdida y confundida...


Mi peor crisis de TOC detonó en el 2019, yo estaba paseando a mi perrita en el parque cuando de repente vino a mi un pensamiento muy intenso sobre "¿qué pasará después de la muerte?, ¿dejare de existir?", y al pensar en eso comencé a sentir una oleada de ansiedad que jamás había sentido, desde ese día no pude poner atención real a otra cosa que no fueran mis pensamientos, todo el tiempo pensaba cosas muy incomodas sobre la muerte, sobre la posibilidad de hacerle daño a mi familia, sobre la posibilidad de hacerle daño a un niño, o sobre la posibilidad de perder el sentido de mi vida y todo el amor que sentía que tenia. Cada vez los pensamientos se volvieron mas intensos, no sabía de donde venían ni porqué los tenía, jamás en mi vida había notado pensamientos así en mi mente, recuerdo perfecto que me decía a mi misma "quiero pensar las mismas tonterías de siempre", pero no podía, simplemente esos pensamientos se repetían una y otra vez y cada vez de manera mas intensa, por lo que mi único escape era repetirme que era buena persona, que amaba a mi familia, preguntarles a mis seres queridos si me amaban, y evitar cualquier cosa que pudiera "despertar" esos pensamientos (yo amo el cine de terror y por esto deje de ver películas de ese tipo por mas de 6 meses, me sentía tan rara haciéndolo pero era una forma de "protegerme" de esos pensamientos que me atormentaban). Un día, en el intento de mitigar la ansiedad que ya se había elevado al grado de que no podía estar sola, tuve un ataque de pánico y con este vino la obsesión sobre la posibilidad de hacerme daño a mi misma y no pude más, corrí con la psiquiatra y busque y busque terapeutas (sin éxito porque no hacían mas que decirme que era una crisis existencial). La psiquiatra habló de posible TOC, pero como no tenía rituales (compulsiones) físicas o visibles, dudaba que fuera eso, así que estuve con tratamiento para ansiedad y yo encontré en eso otra forma de compulsiones, porque tomaba los ansiolíticos como dulces cada vez que tenia ansiedad. Pero algo no funcionaba, ni los medicamentos, ni los psicólogos, me sentía desesperanzada y sin posibilidad de mejorar, mi familia estaba desesperada de verme tan mal, recuerdo que me veían tristes porque jamás me habían visto tan triste y en efecto así me sentía. No fue hasta que di con la pagina de la IOCDF gracias a la película de "TOCTOC" (así es, gracias a esa película jajaja, porque recuerdo que la señora que reza en una escena dijo que ella tenia pensamientos "malos" y ahí dije OMG soy yo), entonces empece a investigar (lo cual se me daba super bien, porque compulsionaba leyendo, en un mes leí mas de 10 libros en el intento de encontrar respuestas a lo que me pasaba) y así descubrí que había muchas personas con lo mismo que yo y que eso tenía nombre: TOC. En ese momento una luz se encendió en mi pecho porque encontré un poco de esperanza, sentí que podía recuperarme y recuperar mi vida, y así, fue como me di a la tarea de buscar a una terapeuta especializada en TOC, que básicamente me salvo la vida.

Ella me explicó que yo tenía TOC porque aun cuando no haya compulsion visible, la compulsion mental de repetirme una y otra vez que era buena persona, o estar buscando en internet sobre mis síntomas, eran compulsiones. Me explicó sobre el tratamiento con EPR, y muchas cosas sobre lo que sentimos las personas con TOC, a las pocas semanas empece mis primeras exposiciones y aun cuando no eran fáciles, yo sabia que estaba en el lugar correcto, porque jamas me sentí perdida como con los otros terapeutas, que aun cuando tenían buenas intenciones, no sabían cómo ayudarme.

Desde el día 1 que empecé con terapia especializada vi una mejora enorme en mi vida, porque recupere la fuerza y la esperanza, deje de sentirme como un monstruo por pensar lo que pensaba y me di la oportunidad de enfrentar mis miedos. Poco a poco empece a reír, a bailar, a abrazar a mis seres queridos, a ver a mis amigos, a sentir libertad (incluso mucha mas que antes de que la crisis de TOC), empece a descubrir una nueva versión de mi, mucho mas humana, autocompasiva y LIBRE.

El tratamiento no fue fácil, de hecho aun continuo en terapia (en fase de mantenimiento) y me siento mejor que nunca conmigo misma, gracias a que alguien le puso nombre a lo que tengo.

176 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


Publicar: Blog2_Post
bottom of page