top of page

HABLEMOS DEL CICLO DEL TOC...

El TOC se caracteriza por un ciclo repetitivo que nos ayuda a entenderlo mejor y, a entender porqué se mantiene activo el trastorno. Si conocemos el ciclo del TOC podremos comprender mejor los síntomas y, porqué funciona el tratamiento con exposición.

El primer elemento del ciclo del TOC es el detonante, un detonante básicamente es cualquier estimulo que "despierta" a las obsesiones, podemos hablar de detonantes "internos" (recuerdos, sensaciones, emociones) o, detonantes "externos" (cosas que vemos, escuchamos, olemos, percibimos, etc.).

Seguido de los detonantes tenemos a las obsesiones, que son todos estos pensamientos intrusivos que llegan a nuestra mente de repente y que nos causan gran malestar, pueden presentarse como imágenes, sensaciones físicas, ideas, dudas, mandatos, o impulsos. Las obsesiones pueden girar alrededor de diferentes temas que usualmente resultan ser muy incomodos para las personas por su contenido.


Posterior tenemos el malestar, como tercer elemento del ciclo, el malestar es derivado de las obsesiones y puede ser: ansiedad, miedo, vergüenza, culpa, tristeza, asco, enojo, etc., son todas las emociones y/o sensaciones incomodas derivadas de la obsesión. Debido al malestar, sentimos la URGENCIA de hacer algo para estar mejor y es ahí cuando hacemos la compulsión, que es el cuarto elemento del ciclo. La compulsión tiene la función de disminuir el malestar de la obsesión, o conseguir que se vaya el pensamiento incomodo; la compulsion puede ser: evitar, hacer alguna acción física (compulsion física) o, hacer alguna acción a nivel mental (compulsion mental). Por ultimo, como quinto elemento del ciclo tenemos el alivio de la compulsion, y que es posiblemente el elemento mas importante del ciclo, porque es por el cual el ciclo se repite una y otra vez. Debido al alivio momentáneo que nos da la compulsión, repetimos la misma acción una y otra vez, aun cuando a largo plazo no nos funcione. Vamos en busca de sentirnos un poco mejor aunque sea por un momento y por eso repetimos la compulsion. Lamentablemente la compulsion le refuerza a nuestro cerebro la idea de que en efecto la obsesión es peligrosa y, que necesitamos forzosamente a la compulsion "para estar bien", lo que paulatinamente aumenta la urgencia por compulsionar, y por ende la severidad de los síntomas.



Para romper el ciclo del TOC es importante DEJAR DE COMPULSIONAR, para irle enseñando a nuestro cerebro que sentirnos incomodos no necesariamente es peligroso y mas allá de buscar alivio inmediato, podemos convivir un poco con el malestar, enfocándonosla en lo que nos importa en ese momento. Con practica, vamos a ir respondiendo mejor a la incomodidad y, seremos cada vez mas hábiles en no hacer la compulsión, lo que a su vez le permitirá a nuestro cerebro ir apagando las alarmas ante la obsesión porque aprenderá que pensar algo incomodo no es peligroso... esto a largo plazo se traducirá en una reducción de síntomas y, mayor libertad para la persona.


155 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo
Publicar: Blog2_Post
bottom of page