top of page

LAS MEMORIAS FALSAS Y EL TOC


¿Y si hice algo de lo que no me acuerdo? ¿Y si abusé de alguien en el pasado? ¿Y si abusaron de mi y no lo recuerdo? ... ¿Te parecen familiares estas dudas?, te invito a seguir leyendo...

El TOC durante mucho tiempo fue llamada "la enfermedad de la duda" justamente porque muchos de los pensamientos intrusivos giran en torno a dudas, sobre el pasado, el presente o, el futuro. Sobre dichas dudas la persona experimenta una fuerte intolerancia a la incertidumbre e incomodidad y por tanto, reacciona compulsivamente buscando respuestas.


LAS MEMORIAS FALSAS son aquellas dudas obsesivas que causan un alto grado de malestar en la persona y que giran en torno a posibles eventos del pasado, ya sea que la persona tema haber actuado de formas reprobables según sus valores, o bien, que dude sobre haber sufrido algún percance del cual no tenga memoria.

Las memorias falsas pueden ser de diferente temática: sexualidad, religión, violencia, relaciones, etc., lo que comparten en común es que la persona no tiene realmente claro un recuerdo, sino que la duda persiste sobre la posibilidad de que un hecho que teme pudiese haber ocurrido y, no sea recordado.


Por ejemplo, puede ser que una persona con TOC salga con sus amigos a un bar y se tome un par de copas y al día siguiente le asalte la duda obsesiva sobre si pudo haber abusado de alguien bajo los efectos del alcohol, entonces compulsivamente comienza a preguntar a sus amigos si hizo o dijo algo malo, a preguntar sobre las horas en que le vieron, a revisar su celular buscando "evidencia" sobre dicha duda, etc. El objetivo de la compulsión es básicamente responder la duda y tener certeza sobre si ocurrió dicho evento o no.


Como sabemos, lo que alimenta al TOC es la compulsión y en este caso buscar respuestas o evidencia que responda la duda obsesiva, es lo que provoca que esa duda cobre cada vez mayor fuerza y nos confunda cada vez más, al grado que, entre más compulsionamos, mas atención tiene ese pensamiento y, parece cada vez más intenso y "real".


Algo que debemos saber es que nuestra memoria no es tan confiable como creemos, existen diferentes investigaciones que demuestran que nuestros recuerdos son muy vulnerables, incluso dependiendo de nuestro estado de ánimo, podemos crear recuerdos de cosas que no sucedieron así o, de plano no sucedieron. Por ende, si nosotros estamos compulsionando sobre un posible evento del pasado, corremos el riesgo de terminar construyendo recuerdos de cosas que jamas sucedieron o, que no sucedieron de esa forma.


En estos casos, el trabajo con exposición y prevención de respuesta debe ayudar a la persona a tolerar la duda sin responderla y, sin engancharse a buscar respuestas compulsivamente, pues eso es lo que intensifica la duda y aumenta el sufrimiento. Aún cuando creamos que obtener respuestas nos va a ayudar, pasa todo lo contrario, pues nos convencemos de tener que enredarnos en compulsión, sin que nunca encontremos las respuestas que buscamos.

Tolerar la incertidumbre nos ayudará a comprender que todos tenemos dudas sobre si hicimos algo "malo" o, si algo pudo habernos sucedido, pues dudar es HUMANO, sin embargo, recurrir a una compulsión solo provoca sufrimiento. No necesitamos responder las dudas obsesivas, podemos validar que nos da miedo tener esa duda y la posibilidad de que algo que nos asusta haya sucedido, pero, podemos coexistir con esa duda sin darle una respuesta, porque no es malo no responder algo, hay pensamientos que simplemente no tienen o no merecen una respuesta y, podemos vivir con ello.


Una vez que comprendemos que no todos nuestros pensamientos tienen o necesitan una respuesta, nos liberamos, porque comprendemos que no somos esclavos de nuestros pensamientos, que nosotros tenemos la capacidad de decidir qué tanta atención le damos a lo que pensamos y, si dejamos esos pensamientos pasar inadvertidamente o bien, los convertimos en monstruos que nos persiguen y limitan nuestra vida.

141 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page