top of page

¿QUÉ ES EL TOC?


El TOC es la abreviatura con que coloquialmente se conoce al TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO.


El TOC es un padecimiento muy común, pero lamentablemente aún estereotipado y poco conocido, porque usualmente se le asocia al típico caso de películas en donde la persona "obsesiva" se lava muchas veces las manos, acomoda todo en orden perfecto y, visiblemente se nota perfeccionista y ordenado. Sin embargo, el TOC va mucho más allá de eso.


El TOC tiene dos síntomas principales que son las OBSESIONES y las COMPULSIONES.

Las obsesiones son todos esos pensamientos incomodos, intrusivos, intensos y molestos que llegan a nuestra mente. Aquí me gustaría recalcar la palabra INTRUSIVOS, ¿porqué? porque no es que nosotros deseemos pensar en lo que pensamos, sino que nuestro cerebro nos lanza en cualquier momento o lugar, pensamientos sumamente incomodos que no corresponden a algo que nos guste, queramos hacer, o incluso a algo que asociemos con nuestra personalidad. Las obsesiones se viven como si de repente algo o alguien depositara pensamientos muy extraños en tu mente y no sabes ni de donde ni porqué vienen. Estos pensamientos giran alrededor de muchos temas, no solamente de contaminación y orden como pintan en las películas. Existen obsesiones sobre sexualidad, violencia, moralidad, superstición, perfeccionismo, contaminación, sobre los procesos de nuestro cuerpo, sobre nuestras relaciones, entre otros. Es muy común de hecho, que una sola persona tenga en un periodo de su vida o a lo largo de esta, varios temas de obsesiones.

Otra característica común de las obsesiones es que son EGO DISTONICAS, esto quiere decir que el contenido de las obsesiones no corresponde a un deseo de las personas, o a su personalidad; es decir, si yo tengo obsesiones sobre la posibilidad de ser pedófila, esos pensamientos no necesariamente indican que yo lo sea, sino mas bien, que esos pensamientos despiertan en mi el temor a la posibilidad de serlo. De igual manera, si tengo obsesiones sobre mi orientación sexual, no significa que ese pensamiento u obsesión determine mi orientación sexual.


El segundo síntoma del TOC son las COMPULSIONES, y son todos los actos que llevamos a cabo para disminuir el malestar que nos generan las obsesiones. Las obsesiones pueden generarnos mucha ansiedad, miedo, tristeza, asco, vergüenza, culpa, etc., y el objetivo de las compulsiones es disminuir estas emociones o sensaciones, para al final sentirnos un poco más tranquilos. Durante mucho tiempo se creyó que el TOC únicamente tenía compulsiones físicas (como lavarte las manos, mover objetos, acomodar cosas, etc.), sin embargo, las compulsiones son de 3 tipos: FÍSICAS, MENTALES Y, DE EVITACIÓN.

Las compulsiones físicas son todas las acciones visibles como lavarse las manos, tocar de cierta manera los objetos, acomodar, decir palabras en voz alta, etc. Ejemplo: si tengo obsesiones sobre tocar objetos "contaminados", una compulsión física sería lavarme las manos con jabón y cloro para desinfectarme de lo que creo que estaba sucio.

Las compulsiones mentales, son las que llevamos a cabo en nuestra mente, como repetirnos palabras, frases o imágenes para sentirnos mejor. Ejemplo: si tengo obsesiones sobre el temor a ser una asesina y lastimar a mi familia, una compulsión mental podría ser repetirme mentalmente que amo a mi familia y no les haría daño, cada vez que tengo una obsesión.

Por último, las compulsiones por evitación, básicamente consisten en dejar de hacer cosas para que no sintamos ansiedad o aparezcan las obsesiones, por ejemplo, si yo tengo obsesiones sobre mi religión, una evitación podría ser no ir a misa.


En el tratamiento será importante que enfrentemos nuestros miedos y que no realicemos las compulsiones, porque justo las compulsiones son las que mantienen activo al TOC, ya que le mandan la señal a nuestro cerebro de que nuestros pensamientos efectivamente son peligrosos, cuando en realidad podemos pensar/sentir lo que sea, ya que un pensamiento no es un hecho o un peligro en si mismo.


El TOC puede presentarse en niños, adolescentes o adultos, independientemente de nuestra cultura o nivel socio económico, y es importante que entendamos lo que nos sucede para que busquemos la ayuda adecuada, puesto que el TOC requiere como tratamiento la Terapia de Exposición y Prevención de Respuesta, en la cual enfrentaremos nuestros miedos, para que paulatinamente aprendamos que nuestros pensamientos no son peligros o hechos y dejemos de compulsionar, y que a su vez esto le permita a nuestro cerebro cambiar, aprender y, permitirnos vivir libremente.

53 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


Publicar: Blog2_Post
bottom of page